• Trump y Putin acuerdan tregua parcial en Siria

 Estados Unidos, Rusia y Jordania pactaron el viernes un cese del fuego y un "acuerdo para reducir las hostilidades" en el suroeste de Siria, en el primer intento del Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por lograr la paz en el país.

El cese del fuego, que comenzará el domingo al mediodía de Damasco (0900 GMT), fue anunciado después de una reunión entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin, en la cumbre de las economías industrializadas y en desarrollo del Grupo de los 20 en la ciudad alemana de Hamburgo.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo que el área donde se impone la tregua es clave para la seguridad de Jordania y es "una parte muy complicada del campo de batalla sirio".

Rusia e Irán son los principales aliados del presidente sirio, Bashar al-Assad, mientras que Washington respalda a algunos de los grupos rebeldes que luchan por derrocarlo.

"Creo que este es nuestro primer indicio de que Estados Unidos y Rusia pueden trabajar juntos en Siria y como resultado de eso hemos tenido una prolongada discusión sobre otras áreas en Siria en las que podemos seguir trabajando juntos para reducir las hostilidades", dijo Tillerson.

Ceses del fuego similares previos no han durado mucho y no está claro el nivel de compromiso de los combatientes reales -el Gobierno de Assad y las principales fuerzas rebeldes sirias en el suroeste del país- con el esfuerzo.

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama buscó sin éxito una estrategia para poner fin a la guerra civil en Siria, durante la que ha muerto cerca de medio millón de personas, ciudades han sido convertidas en ruinas y millones se han visto obligados a huir al extranjero.

Siria también ha hecho tropezar a Trump, quien prometió mejorar relaciones con Moscú pero enfadó a Rusia en abril, luego de que ordenó ataques con misiles contra una base aérea siria para castigar a Assad debido a un ataque con armas químicas.

El acuerdo de cese del fuego pareció dar a Trump una victoria diplomática en su primera reunión con Putin, en la que también discutieron el difícil tema de la presunta intervención de Moscú en la elección presidencial estadounidense del 2016 y el programa nuclear de Corea del Norte.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo que el acuerdo incluye "asegurar el acceso humanitario y el establecer contactos entre la oposición en la región y un centro de observación que se está creando en la capital de Jordania".

Karabakh Today

08.07.2017 14:35
Categoría América