• EE UU suspende el diálogo con Rusia sobre la guerra siria

Washington cumple su amenaza al considerar que Moscú “no ha cumplido sus compromisos”

Estados Unidos ha hecho realidad su amenaza y ha suspendido las conversaciones con Rusia sobre un alto el fuego en Siria. Washington considera que Moscú no ha cumplido su parte ni tampoco “ha querido o podido” garantizar que el régimen de Bachar el Asad cumpla lo que Rusia acordó. Al Gobierno de Barack Obama se le ha acabado la paciencia, dijeron este lunes tanto el Departamento de Estado como la Casa Blanca. Los canales bilaterales “para mantener el cese de hostilidades” quedan suspendidos.

“EE UU suspende su participación en los canales bilaterales con Rusia que fueron establecidos para mantener el cese de hostilidades”, anunció el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, en un comunicado.

Además, Washington retirará al personal que había sido enviado “en anticipación de la posible creación de un Centro Conjunto de Implementación”. Este organismo había sido anunciado por el secretario de Estado, John Kerry, cuando dio a conocer el 9 de septiembre en Ginebra la negociación con su par ruso, Serguéi Lavrov, de una tregua en Siria que saltó en pedazos una semana más tarde. El centro tenía como objetivo coordinar los ataques aéreos contra elementos del Frente Al Nusra y del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), según se anunció desde la sede de las negociaciones en Suiza. Pese a este paso, Washington seguirá usando el canal de comunicaciones establecido con Rusia para las operaciones antiterroristas en Siria, con la vista puesta en “la seguridad del militar personal respectivo y para permitir la lucha contra el ISIS”, subraya la decisión oficial.

La decisión estadounidense no ha sido súbita. Kerry ya advirtió a Lavrov la semana pasada que estaba dispuesto a romper las conversaciones bilaterales si no cesaban los ataques en la parte rebelde de la ciudad siria de Alepo.

Según constató Washington este lunes, mientras que Estados Unidos “no ha escatimado esfuerzos” para que el acuerdo con Rusia pudiera llegar a buen término, Moscú no ha hecho el mismo esfuerzo. “Rusia no cumplió sus compromisos, incluidas sus obligaciones bajo la ley humanitaria internacional, y tampoco ha podido o querido garantizar la adhesión del régimen sirio a los acuerdos que aceptó Moscú”, aseguró el Departamento de Estado.

Fracaso

“Sentimos que llegó el punto con Rusia en el que no compartíamos los mismos objetivos”, dijo en rueda de prensa la directora de comunicaciones del Departamento de Estado, Elizabeth Trudeau. “Se nos ha acabado a todos la paciencia con Rusia”, agregó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en referencia a los ataques de las últimas horas y días, sobre todo en Alepo.

Washington acusa a Moscú y Damasco de “haber optado por la vía militar, inconsistente con el acuerdo de cese de hostilidades”, que ha quedado demostrada, dice, en los recientes ataques contra zonas civiles, incluidos los bombardeos de hospitales y también el ataque a un convoy humanitario el 19 de septiembre.

El cese de las conversaciones bilaterales no significa el fin de los esfuerzos diplomáticos sobre Siria, pero sí, al menos por el momento, la vía moscovita, subrayó el Gobierno estadounidense.

“Seguiremos hablando con miembros de la comunidad internacional en otros foros”, aseguró Trudeau.

La respuesta rusa no se hizo esperar. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Lavrov dijo que lamentaba la decisión estadounidense y acusó a Washington de intentar culpar a Moscú de sus propios fracasos en Siria. Según la portavoz de la cancillería rusa, Maria Zakharova, Estados Unidos, “después de fracasar a la hora de cumplir los acuerdos que ellos mismos (Washington) establecieron, están intentando responsabilizar a otros” de este fracaso, según medios locales

El País

04.10.2016 16:58
Categoría Conflictos