• El Supremo investigará a otros seis políticos catalanes por rebelión por el 'procés'

El Tribunal Supremo incluirá a otros seis políticos catalanes en la investigación que se sigue por los delitos de rebelión, sedición y malversación por el proceso independentista en Cataluña, según un auto difundido el viernes.

El magistrado Pablo Llarena sumó a la causa a la número dos de ERC, Marta Rovira; al presidente del PDeCat, Artur Mas y a la portavoz de la CUP, Anna Gabriel, después de que informes policiales confirmaran las sospechas sobre su participación en la estrategia que llevó a la declaración de independencia en octubre.

 

Entre los nuevos investigados se encuentran también la presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boyá; la coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal, y la presidenta de la (Asociación de Municipios para la Independencia (AMI), Neus Lloveras i Massana.

“Todas estas personas aparecen identificadas como participantes de algunas de las reuniones que supuestamente sirvieron para idear y pergeñar el proceso de ruptura que se investiga”, dijo el juez en su auto.

 

Llarena añadió que los nuevos investigados parecen haber tenido una participación principal y destacada en el proceso y que aportaron “el apoyo político que precisaron la actuación parlamentaria y la actuación de ejecución que llevaron este proceso a término”.

El auto, en el que todavía no llamó a declarar a ninguno de los seis políticos, se conoce un día después de que las fuerzas independentistas revalidaran la mayoría absoluta en las elecciones celebradas en Cataluña.

El portavoz de ERC enmarcó la investigación en la que consideran persecución judicial contra los políticos independentistas: “El nombre de Rovira ha sonado con mucha fuerza últimos días y el aparato judicial politizado le ha puesto la cruz”

Las sospechas, según el juez, aparecen referenciadas en el documento “Enfocats”, incautado por la Guardia Civil y en el que varios políticos de ERC y el PDeCat, entre ellos el expresidente Carles Puigdemont, habrían esbozado la hoja de ruta del proceso soberanista catalán, y en la agenda intervenida al ex alto cargo de la Generalitat Josep María Jové.

La deriva independentista catalana llevó en octubre al presidente Mariano Rajoy a cesar de inmediato al Govern, a intervenir las instituciones catalanas y a la convocatoria anticipada de elecciones autonómicas.

Posteriormente, la Justicia imputó por sedición y rebelión a los líderes de las asociaciones civiles ANC y Òmnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, y a los miembros destituidos del Gobierno regional, prácticamente la totalidad de los cuales se presentaron a los comicios del jueves.

Aunque ocho miembros del Gobierno catalán entraron en prisión preventiva, solo el exvicepresidente, Oriol Junqueras y el exconsejero de Interior, Joaquim Forn, continúan privados de libertad junto con Sánchez y Cuixart.

También el viernes, la Sala Penal del alto tribunal citó a Junqueras el 4 de enero para una vista en la que decidirá sobre el recurso de apelación de éste contra el auto del juez Llarena que le mantenía en prisión provisional.

Karabakh Today

 

22.12.2017 16:02
Categoría Política