• El ejército de Irak recupera la antigua ciudad de Nimrud durante la operación para expulsar a Estado Islámico de Mosul

Las fuerzas del gobierno de Irak retomaron el control de Nimrud, la que fuera la capital política y cultural del mesopotámico imperio Neo-Asirio, y ocupada por el autodenominado Estado Islámico (EI) hace dos años.

Se sitúa a unos 30 kilómetros de Mosul, el bastión de los yihadistas en Irak. Y su recuperación forma parte de la operación que iniciaron el 17 de octubre 50.000 efectivos de las fuerzas de seguridad iraquíes, combatientes kurdos, miembros de las tribus sunitas y milicianos chiitas para expulsar a EI de Mosul. "Las tropas de la novena división armada liberaron completamente Nimrud e izaron la bandera iraquí sobre sus edificios después de hacer perder vidas y equipo al autodenominado Estado Islámico", informó el ejército iraquí. En marzo de 2015 funcionarios e historiadores iraquíes condenaron la destrucción del tesoro arqueológico de Nimrud, fundada en el siglo XIII antes de Cristo y que fue el corazón del primer gran imperio de la historia de la humanidad. Una imagen de un video de Estado Islámico que muestra, según describió EI, a sus militantes destruyendo el patrimonio de Nimrud.Image copyrightAPF Image caption Para EI las estatuas del lugar eran "idólos falsos" que había que destruir. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) llegó a describir las acciones de los yihadistas en Nimrud como crímenes de guerra.

13.11.2016 20:10
Categoría Historia