• Los último combatientes del Dáesh abandonan Manbech llevándose unos 2000 rehenes - Video

 

Tras casi dos meses y medio de ofensiva militar, la ciudad siria de Manbech ya está libre de fuerzas del Dáesh. Los últimos combatientes del grupo Estado Islámico huyeron llevándose consigo como rehenes a unos 2000 civiles, la mayoría, mujeres y niños, que han ido liberando por el camino. “Esos bastardos. Destruyeron nuestras casas”, se lamentan los vecinos del barrio de Al Serb, el último que estuvo bajo control yihadista.  Manbech era uno de los bastiones que le quedaban al Dáesh en la provincia de Alepo. Un enclave estratégico, pues servía como punto de paso para los yihadistas y las provisiones que cruzaban la frontera turca. La ciudad está ahora bajo control de las llamadas Fuerzas de Siria Democrática, una coalición kurdoárabe apoyada por Estados Unidos. La salida del Dáesh de su último reducto fue negociada. Abandonaron Manbech a través de un corredor seguro a bordo de unos 500 vehículos, dejando tras de sí una ciudad en ruinas en la que se estima que han muerto más de 430 civiles.

13.08.2016 09:00
Categoría Medio Oriente