• Caos en la coalición de Merkel tras ofrecer su cargo el ministro de Interior

La canciller alemana Angela Merkel hará un último esfuerzo el lunes para acabar con la disputa en materia de inmigración que le enfrenta con sus aliados conservadores y mantendrá una reunión con el ministro de Interior, quien ofreció su renuncia al cargo generando dudas sobre la supervivencia del frágil gobierno de coalición.

 

Horst Seehofer ofreció el domingo su renuncia como ministro y también como presidente de los demócrata-cristianos de la CDU tras una reunión del partido para debatir si las propuestas sobre inmigración que Merkel trajo de la última cumbre europea eran o no aceptables.

Sin embargo, sus compañeros de partido le persuadieron para que tuviese una reunión más con Merkel el lunes en un intento de resolver el pulso que ambos mantienen sobre inmigración desde hace tiempo y Seehofer dijo que tomaría una decisión definitiva en tres días.

La formación democristiana CDU de la canciller Merkel depende de los conservadores bávaros de la CSU para mantener el poder con una coalición formada hace tres meses para cerrar el vacío político tras las elecciones.

 

La crisis política alemana es el último reflejo de la creciente división en la UE entre los países que quieren mantener las fronteras abiertas y los que buscan restringir el número de inmigrantes que entran en el bloque.

La situación en Alemania presionaba al euro el lunes y el índice bursátil alemán DAX abría con caídas superiores al 1 por ciento.

Responsables de la CSU acusaron a Merkel de rechazar varias propuestas de Seehofer para limar asperezas en el seno de la propia CDU de la canciller germana.

Seehofer, que había pedido a Merkel que endureciera su política de puertas abiertas a los refugiados, dijo a sus compañeros de partido que a pesar de las medidas acordadas con los líderes de la UE, la única opción válida que contemplaba es devolver a los inmigrantes en la frontera, algo que Merkel rechaza.

Merkel y Seehofer se reunirán este lunes, pero antes tendrá lugar una sesión conjunta de los grupos parlamentarios de ambos partidos, si bien había algunas dudas sobre su celebración.

 

Cabe la posibilidad de que se produzca una ruptura de la coalición de gobierno, algo que provocaría la pérdida de la mayoría parlamentaria de Merkel. La canciller entonces podría intentar formar un gobierno en minoría o convocar elecciones anticipadas.

Karabakh Today

02.07.2018 16:38
Categoría Política